miércoles, 26 de enero de 2011

Los Medios Comunicacion

  • La matriz de los medios de comunicación

La matriz de los medios de comunicación

Haga click sobre la Imagen

  • Los Medios Comunicacion

¡¡¡DESPIERTA !!!
  • David Icke Repetidores
            
  • Las 7 empresas que controlan todos los medios de comunicación

                            
Desde entonces se ha revelado como uno de los más acerbos críticos de la tecnología en tanto que fuerza peligrosamente homogeneizándola y determinista al servicio de los intereses del mercantilismo. Actualmente Jerry Mander es director del Grupo de Estudios Ecológicos del Elmwood Instituto de Berkeley, director del Foro Internacional sobre la Globalización y director del programa para la mega tecnología y la globalización en la Fundación Deep Ecology. En uno de sus últimos libros publicados, En ausencia de lo sagrado (1995), Mander nos transmite su fascinación por los pueblos tribales. Ya en los años 60 y 70 había tomado contacto con la defensa de los intereses de las tribus de Micronesia y de los indios hopis en EEUU, encuentros que le llevaron a profundizar en su conocimiento de los grupos indígenas de todo el mundo y a luchar activamente por su derecho a la existencia. Según Mander hay unos principios básicos --extraídos de la sabiduría de estos pueblos-- que nos serían necesarios para asegurar nuestra supervivencia.
  • Razones para eliminar la TV
                            
Jerold Irwin "Jerry" Mander (nacido el 01 de mayo 1936) es un estadounidense activista y autor, más conocido por su libro de 1977, Cuatro Argumentos para la Eliminación de la televisión . Su libro más reciente, Las Crónicas Superferry, es acerca de los esfuerzos de los activistas de Hawai para detener el funcionamiento de la Superferry Hawaii .
El grado de condicionamiento mental que impone la televisión es difícil de entender si uno no piensa detenidamente en ello, y especialmente lo es para la gente que jamás ha vivido etapas de su vida sin televisores en casa.
Jerry Mander Wikipedia

  • Thierry Meyssan sobre la destrucción de la televisión Al-Ikhbariya
            
Miércoles, 27 de junio por la mañana, hombres armados lanzaron un ataque contra la sede de la televisión siria Al-Ikhbariya, matando a siete empleados, secuestrando a otros y destruyendo los locales.

Horas después del ataque, el canal seguía transmitiendo sus programas.

La Red Voltaire pudo acercarse al lugar para reunirse con el personal de Al-Ikhbariya y observar los daños.

Desde el comienzo del intento de desestabilización de Siria hace 15 meses, varios periodistas sirios han sido atacados, secuestrados o asesinados por el Ejército Sirio Libre (ASL).
Clic abajo para ver
http://www.voltairenet.org/Video-Thierry Meyssan


  • Ex reportera de CNN: “Los grandes medios demonizan a Siria e Irán”
                    
CNN Lies (miente), se lee en este fotomontaje.



Una ex corresponsal de la CNN confiesa que la cadena estadounidense participa en la difusión de propaganda occidental contra Irán y Siria.

Mientras Amber Lyon trabajaba como corresponsal de CNN, recibía órdenes de difundir noticias falsas o silenciar ciertas informaciones no aprobadas por la Administración de EE.UU. para formar una opinión pública favorable a ofensivas contra Irán Siria, según la agencia SANA.
En una reciente entrevista, Amber Lyon volvió a resaltar que los principales medios de EE.UU. e internacionales recurren a la “constante demonización" tanto de las autoridades sirias como de las iraníes. La misma táctica fue aplicada en 2003, antes de la invasión de Irak.

La periodista de investigación indicó que CNN recibió dinero del Gobierno de EE.UU. y otros países para que la cadena sincronizara el contenido de las noticias con los intereses gubernamentales.

Tal actitud de los medios es “peligrosa para la sociedad estadounidense, porque los espectadores no reciben la imagen precisa de nuestra política internacional”, según las declaraciones de Lyon, citadas por el portal ‘Press TV’.

Anteriormente, Amber Lyon, despedida por la CNN en 2012, reveló que en medio de una violenta represión de protestas populares en Bahréin en 2011, el Gobierno de este país pagó a la cadena CNN para recibir una cobertura de los acontecimientos favorable.



Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/90563-cnn-amber-lyon-iran-siria-propaganda

  • El padre de la propaganda moderna
             

  • Edwards Bernays
En su libro "Propaganda" (1928), Bernays argumentó que la manipulación de la opinión públicar era una parte necesaria de la democracia:
"La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones organizadas de las masas son un elemento importante en una sociedad democrática. Aquellos que manipulan este mecanismo no visible de la sociedad, constituyen un gobierno invisible, que es el verdadero poder gobernante de nuestro país... Somos gobernados, nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos son formados, nuestras ideas son sugeridas, mayormente por hombres de los que nunca hemos oído hablar..."
En la década de 1920, trabajando para la Compañía Americana de Tabaco, Bernays envió a un grupo de jóvenes modelos a marchar en el desfile de la ciudad de Nueva York. Luego señaló a la prensa que el grupo de mujeres encendería "Antorchas de Libertad". A su indicación, las modelos encendieron cigarrillos Lucky Strike enfrente de los fotógrafos. El New York Times del 1 de abril de 1929 escribió: "Grupo de chicas fuman cigarrillos como gesto de 'libertad'". Esto ayudó a romper el tabú de mujeres fumando en público.
Bernays ayudó a la Compañía de Aluminio de Estados Unidos (Alcoa) y otros grupos de interés para convencer a los estadounidenses de que la fluoración del agua era segura y beneficiosa para la salud humana. Esto fue logrado usando a la Asociación Dental Estadounidense en una campaña mediática de gran éxito.
Edwards Bernays ha sido citado como el inventor de la cultura consumista, diseñada principalmente para atacar el ego de las personas, convirtiendo un deseo en necesidad. Esto fue inicialmente proyectado por productos como los cigarrillos. No obstante, Bernays también indicó en su libro de 1928 que la propaganda es el "brazo ejecutivo del gobierno invisible". Lo anterior puede ser visto claramente en la actual cultura de estado policíaco, y la pseudo-patriota guerra contra el terrorismo en los Estados Unidos.
La creciente consolidación de los grandes medios ha permitido que toda una estructura corporativa se fusione con el gobierno. Periódicos, películas, televisión y noticias por cable funcionan hoy al unísono para integrar un mensaje único, que aparenta poseer veracidad por el sólo hecho de provenir de diversas fuentes, en forma simultántea.
Bernays también anota en su libro: "En casi cada acto de nuestras vidas diarias, sea en la esfera de la política o los negocios, en nuestra conducta social o pensamiento ético, somos dominados por un grupo relativamente pequeño de personas... que entienden los procesos mentales y patrones sociales de las masas. Son ellos quienes mueven los hilos que controlan la mente del público".
  • Teorías de control mental utilizadas por los medios masivos
Los medios de comunicación son la herramienta más poderosa usada por la clase dominante para manipular a las masas. Da forma y moldea las opiniones y actitudes, y define lo que es normal y aceptable. Este artículo analiza el funcionamiento de los medios de comunicación a través de las teorías de sus pensadores más importantes, su estructura de poder y las técnicas que utiliza, con el fin de comprender su verdadero papel en la sociedad.-
Programación a través de los Medios de Comunicación
Los medios de comunicación son formas de medios diseñados para alcanzar la mayor audiencia posible, que incluyen televisión, películas, radio, periódicos, revistas, libros, discos, videojuegos e Internet. Muchos estudios se realizaron el siglo pasado para medir los efectos de los medios de comunicación en la población con el fin de descubrir las mejores técnicas para lograr influiencia. De estos estudios surgió la ciencia de la comunicación, que se utiliza en la comercialización, relaciones públicas y la política. La comunicación de masas es un instrumento necesario para la asegurar la funcionalidad de una gran democracia, también es una herramienta necesaria para una dictadura. Todo depende de su uso.
En el prefacio de 1958 a un mundo feliz, Aldous Huxley pinta un retrato más bien sombrío de la sociedad. Él cree que es controlado por una “fuerza impersonal”, una elite gobernante, que manipula a la población que utiliza varios métodos.
“Las fuerzas impersonales sobre las que tenemos casi ningún control parecen estar empujando a todos nosotros en la dirección de la pesadilla feliz Worldian, y esto es impersonalmente empujando conscientemente y acelerado por representantes de las organizaciones comerciales y políticas que han desarrollado una serie de nuevas técnicas para manipulación en el interés de algunas minorías, los pensamientos y sentimientos de las masas.” – Aldous Huxley, Prólogo a Un mundo feliz
Su sombría perspectiva no es una simple hipótesis o un delirio paranóico. Es un hecho documentado, presente en los estudios más importantes del mundo en los medios de comunicación. Éstos son algunos de ellos:
  • Los pensadores de élite:

  • Walter Lippmann

Walter Lippmann, un intelectual norteamericano, escritor y ganador del Pulitzer en dos ocasiones, el escribió uno de los primeros trabajos sobre el uso de los medios de comunicación en Estados Unidos. En “Opinión Pública” (1922), Lippmann hace una comparación a las masas a una “gran bestia” y un “rebaño desconcertado” que necesita ser guiado por una clase gobernante. Describió la élite gobernante como “una clase especializada cuyos intereses van más allá de la localidad.” Esta clase se compone de expertos, especialistas y burócratas. Según Lippmann, los expertos, que a menudo se refieren como “élites”, deben ser un mecanismo de conocimiento que sortea el defecto primario de la democracia, el ideal imposible del “ciudadano omnicompetente.” El pisoteo y rugiente “rebaño desconcertado” tiene su función: ser “los espectadores interesados de la acción”, es decir, no participantes. La participación es el derecho del “hombre responsable”, el cual no es el ciudadano común.
Los medios de comunicación y la propaganda son instrumentos que deben ser utilizados por las elites para gobernar el público sin la coacción física. Un concepto importante presentado por Lippmann es la “fabricación del consenso”, que es, en definitiva, la manipulación de la opinión pública a aceptar la agenda de la élite. Es la opinión de Lippmann que el público general no está capacitado para razonar y decidir sobre cuestiones importantes. Por eso es importante para la élite “velar por su propio bien” y después vender esas decisiones a las masas.
“Que la fabricación del consentimiento es capaz de grandes mejoras, nadie lo niega. El proceso por el cual la opinión pública surgen ciertamente no es menos intrincada de lo que ha aparecido en estas páginas, y las oportunidades para la manipulación abierta a cualquier persona que entienda el proceso es bastante claro. . . . como resultado de la investigación psicológica, junto con los medios modernos de comunicación, la práctica de la democracia ha dado un vuelco. Una revolución está ocurriendo, infinitamente más importante que cualquier cambio del poder económico. . . . Bajo el impacto de la propaganda, no necesariamente en el sentido siniestro de la palabra por sí sola, las constantes de edad de nuestro pensamiento se han convertido en variables. Ya no es posible, por ejemplo, creer en el dogma original de la democracia, ni que los conocimientos necesarios para la gestión de los asuntos humanos surge espontáneamente del corazón humano. Cuando actuamos de acuerdo con que la teoría nos exponemos al auto-engaño y las formas de persuasión que no podemos verificar. Se ha demostrado que no podemos confiar en la intuición, la conciencia, o los accidentes de opinión informal si vamos a tratar con el mundo fuera de nuestro alcance.” -Walter Lippmann, Opinión Pública
Podría ser interesante tener en cuenta que Lippmann es uno de los padres fundadores del Council on Foreign Relations (CFR), la política exterior más influyente grupo de reflexión en el mundo. Este hecho debería dar una pista pequeña del estado de la mente de la élite sobre el uso de los medios de comunicación.
“El poder político y económico en los Estados Unidos se concentra en manos de una clase gobernante que controla la mayor parte de las empresas multinacionales con sede en EE.UU., los principales medios de comunicación, las fundaciones más influyentes, las principales universidades privadas y la mayoría de los servicios públicos. Fundada en 1921, el Consejo de Relaciones Exteriores es el vínculo clave entre las grandes corporaciones y el gobierno federal. Se le ha llamado una “escuela de estadistas” y se acerca a ser un órgano de lo que C. Wright Mills ha llamado a la Elite del Poder – un grupo de hombres da forma a los eventos de interés y perspectivas para la formación de posiciones invulnerables detrás de escena. La creación de las Naciones Unidas fue un proyecto del Consejo, así como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.” – Steve Jacobson, Control Mental en los Estados Unidos
Algunos miembros actuales de la CFR incluyen a David Rockefeller, Dick Cheney, Barack Obama, Hillary Clinton, el pastor Rick Warren y los directores ejecutivos de grandes corporaciones como CBS, Nike, Coca-Cola y Visa.
  • Carl Jung
Carl Jung es el fundador de la psicología analítica (también conocido como la psicología de Jung), que hace hincapié en la comprensión de la psique mediante la exploración de los sueños, el arte, la mitología, la religión, los símbolos y la filosofía. El terapeuta suizo habla sobre el origen de muchos conceptos psicológicos utilizados en la actualidad como el arquetipo, el complejo, la persona, el Introvertido / Extrovertido y sincronicidad. Fue muy influenciado por el fondo oculto de su familia. Carl Gustav, su abuelo, era un masón ferviente (fue “Gran Maestro”) y el propio Jung descubrió que algunos de sus antepasados fueron Rosacruces. Esto podría explicar su gran interés por la filosofía oriental y occidental, la alquimia, la astrología y el simbolismo. Uno de sus conceptos más importantes (e incomprendida) fue el inconsciente colectivo.
“Mi tesis es de la siguiente manera: Además de nuestra conciencia inmediata, que es de carácter totalmente personal y la cual creemos es sólo la psique empírica, existe un segundo sistema psíquico de naturaleza colectiva, universal e impersonal que es idéntico en todos los individuos. Este inconsciente colectivo no se desarrolla de forma individual, pero es hereditaria. Se compone de formas preexistentes, arquetipos que sólo pueden llegar a ser consciente en segundo lugar, y que dan forma definitiva a determinados contenidos psíquicos.” – Carl Jung, El Concepto de Inconsciente Colectivo
La constancia del inconsciente colectivo se ve a través de la existencia de símbolos y figuras mitológicas de diferentes civilizaciones. símbolos arquetípicos parecen estar incrustados en nuestro subconsciente colectivo y cuando se está expuesto a ellas demuestran atractivo natural y fascinación. Los símbolos ocultos por lo tanto pueden ejercer un gran impacto en la gente, aunque muchas personas nunca reconocen personalmente el significado esotérico del símbolo. Los pensadores de los medios de comunicación, como Edward D. Bernays, encuentra en este concepto una gran manera de manipular el público y el inconsciente colectivo.
 
1955 la revista Time con Carl Jung en la Portada.
Luce un poco a “Avatar” ¿no?
 
  •  Edward Bernays
Edward Bernays es considerado el “padre de las relaciones públicas” y utiliza los conceptos descubierto por su tío, Sigmund Freud para manipular al público con el subconsciente. Él comparte la opinión de Walter Lippmann de la población en general por considerarlo irracional y con sujeción al “instinto de rebaño”. En su opinión, las masas deben ser manipulados por un gobierno invisible para asegurar la supervivencia de la democracia.
“La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones de las masas es un elemento importante en la sociedad democrática. Aquellos que manipulan este mecanismo invisible de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro país.
Somos gobernados, nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por los hombres de los que nunca han oído hablar. Este es un resultado lógico de la forma en que está organizada nuestra sociedad democrática. Un gran número de seres humanos deben cooperar de esta forma si quieren vivir juntos como una sociedad y que funcione sin problemas.
Nuestros gobernantes son invisibles, en muchos casos, desconocen la identidad de sus compañeros en el gabinete interior.” – Edward Bernays, Propaganda
Las campañas de marketing pioneras de Bernay han cambiado profundamente el funcionamiento de la sociedad estadounidense. Básicamente, crearon el “consumismo” mediante la creación de una cultura en donde los estadounidenses compraron por placer en vez de comprar para su supervivencia. Por esta razón, fue considerado por la revista Life para estar en el Top 100 de estadounidenses más influyentes del siglo 20.
  • Harold Lasswell

En 1939-1940, la Universidad de Chicago fue el anfitrión de una serie de seminarios secreto de las comunicaciones. Estos centros fueron financiados por la fundación Rockefeller y donde participan los investigadores más prominentes en el campo de las comunicaciones y estudios sociológicos. Uno de estos estudiosos fue Harold Lasswell, un destacado científico político estadounidense y teórico de las comunicaciones, que se especializa en el análisis de la propaganda. También fue de la opinión que una democracia con un gobierno regido por el pueblo no podía sostenerse sin una élite especializada para formar y moldear la opinión pública a través de la propaganda.
En su Enciclopedia de las Ciencias Sociales, Lasswell explicó que cuando las élites no tienen la fuerza necesaria para imponer la obediencia, los administradores sociales deben aplicar “una técnica completamente nueva de controlar, en gran parte a través de la propaganda.” también agrega que debemos reconocer… “la ignorancia y la estupidez [de] …las masas y no sucumbir a los dogmatismos democráticos acerca del hombre siendo los mejores jueces de sus propios intereses.”
Lasswell ah estudiado ampliamente el campo de análisis de contenido con el fin de comprender la eficacia de los diferentes tipos de propaganda. En su ensayo “El contenido de la comunicación”, Lasswell explicó que con el fin de comprender el significado de un mensaje (es decir, una película, un discurso, un libro, etc), se debe tener en cuenta la frecuencia con la que ciertos símbolos aparecen en el mensaje, la dirección en la que los símbolos tratan de persuadir a la opinión del público, y la intensidad de los símbolos utilizados.
Lasswell era famoso por su modelo de análisis basado en los medios de comunicación:
A Quién (se lo dicen) Qué (dice) Quién (lo dice) En que canal (lo dice) Que efecto causa
En este modelo, Lasswell indica que para analizar adecuadamente un producto de los medios de comunicación, hay que ver quién produce el producto (las personas que ordenaron su creación), a quién fue dirigida (la audiencia) y cuáles fueron los efectos deseados de este producto (para informar, convencer, vender, etc) en el público.
Usando un video de Rihanna como ejemplo, el análisis sería el siguiente: QUIEN LO PRODUCIO: Vivendi Universal; QUÉ: artista pop Rihanna, A QUIEN: los consumidores entre las edades de 9 y 25; QUE CANAL: video musical, y QUE EFECTO: la venta del artista, su música, su imagen y su mensaje.
El análisis de los videos y películas en Vigilant Citizen tienen gran importancia en el “quién está detrás” de los mensajes transmitidos al público. El término “Illuminati” se utiliza a menudo para describir a este pequeño grupo de élite secretamente que gobierna a las masas. Aunque el término suena bastante caricaturizado y complicado, describe muy bien las afinidades de la élite con las sociedades secretas y el conocimiento oculto. Sin embargo, yo personalmente detesto usar el término “teoría de la conspiración” para describir lo que sucede en los medios de comunicación. Si todos los hechos relacionados con la naturaleza elitista de la industria están disponibles para el público, ¿Puede todavía ser considerada una “teoría de la conspiración”?
Solía haber una variedad de puntos de vista, ideas y opiniones en la cultura popular. La consolidación de las empresas de medios, sin embargo, produjo una normalización de la industria cultural. Alguna vez se preguntó por qué toda la música de los últimos años suena de la misma forma y todas las películas recientes tienen el mismo aspecto? Lo que sigue es parte de la respuesta:
  • Propiedad de los Medios

Como se muestra en el gráfico anterior, el número de empresas que poseen la mayoría de los medios de EE.UU. pasaron de 50 a 5 en menos de 20 años. Aquí están las principales empresas en evolución en todo el mundo y los activos que poseen.
“Una lista de las propiedades controladas por AOL Time Warner tiene diez páginas mecanografiadas de 292 empresas independientes y subsidiarias. De ellos, veintidós son empresas conjuntas con otras grandes empresas que participan en mayor o menor grado con las operaciones de los medios de comunicación. Estos socios incluyen eBay 3Com, Hewlett-Packard, Citigroup, Ticketmaster, American Express, Homestore, Sony, Viva, Bertelsmann, Polygram, y Amazon.com. Algunas de las más conocidas propiedades totalmente propiedad de Time Warner incluyen Libro del Mes-Club, Little, Brown editores, HBO, con sus siete canales, CNN, siete canales especializados y de lenguas extranjeras; Road Runner, Warner Brothers Studios; Weight Watchers, Popular Science, y cincuenta y dos sellos discográficos diferentes “. – Ben Bagdikan, El Monopolio de los Nuevos Medios
AOL Time Warner posee:
* 64 revistas, incluyendo Time, Life, People, la revista MAD y DC Comics
* Warner Bros, New Line y Fine Line Features in cinema
* Más de 40 sellos discográficos como Warner Bros., Atlantic y Elektra
* Muchas redes de televisión tales como redes WB, HBO, Cinemax, TNT, Cartoon Network y CNN
* Madonna, Sean Paul, The White Stripes
Viacom es propietaria de:
* CBS, MTV, MTV2, UPN, VH1, Showtime, Nickelodeon, Comedy Central, CMT TNN, y BET
* Paramount Pictures, Nickelodeon Movies, MTV Films
* Videos Blockbuster
* 1800 pantallas en los cines a través de Famous Players
“La propiedad de un equipo de hockey llamado The Mighty Ducks de Anaheim no comienza a describir la inmensidad del reino Disney. Hollywood sigue siendo su corazón simbólico, con ocho estudios de cine de producción y distribuidores: Walt Disney Pictures, Touchstone Pictures, Miramax, Buena Vista Home Video, Buena Vista Home Entertainment, Buena Vista International, Hollywood Pictures, y Caravan Pictures.
The Walt Disney Company controla ocho marcas de casas de libros bajo la Publicación de libros Walt Disney Company y ABC Publishing Group; diecisiete revistas, la cadena de televisión ABC, con diez estaciones de propiedad y operación de su propia incluidos en los cinco principales mercados; treinta emisoras de radio, incluyendo todos los los principales mercados, once canales de cable como Disney, ESPN Deportes (en conjunto), A & E y The History Channel, trece canales de difusión internacional que se extiende desde Australia hasta Brasil, siete unidades de producción y deportivas de todo el mundo, y siete sitios de Internet, incluido el ABC grupo, ESPN.sportszone, NFL.com, NBAZ.com, y NASCAR.com. Los cinco grupos de música incluyen la Buena Vista, Calle Canciun, y las marcas de Walt Disney, y producciones de teatro en vivo que crecen fuera de las películas de El Rey León, La Bella y la Bestia, y El Rey David. “
- Ibid
The Walt Disney Company es propietaria:
* Canal ABC, Disney, ESPN, A & E, History Channel
* Walt Disney Pictures, Touchstone Pictures, Hollywood Pictures, Miramax Film Corp. dimensión, y Buena Vista Internacional
* Miley Cyrus / Hannah Montana, Selena Gomez, Jonas Brothers
Vivendi Universal es propietaria:
* 27% de las ventas de música en EE.UU., las etiquetas son: Interscope Geffen A & M, Isla, Def Jam, MCA, Mercury, y Universal Motown
* Universal Studios, Studio Canal, Polygram Films, Canal +
* Numerosas empresas de Internet y del teléfono celular
* Lady Gaga, Black Eyed Peas, Lil Wayne, Rihanna, Mariah Carey, Jay-Z
Sony posee:
* Columbia Pictures, Screen Gems, Sony Pictures Classics
* 15% de las ventas de música en los EE.UU, las marcas incluyen Columbia, Epic, Sony, Arista, Jive y RCA Records
* Beyonce, Shakira, Michael Jackson (RIP), Alicia Keys, Christina Aguilera
Un número limitado de personajes en la industria cultural significa una cantidad limitada de puntos de vista e ideas que se dirigían al público en general. También significa que un solo mensaje puede saturar todos los medios para generar un consentimiento (como el decir, “hay armas de destrucción masiva en Irak”).
  • La Estandarización del Pensamiento Humano

La fusión de las compañías de medios en las últimas décadas generó una pequeña oligarquía de los conglomerados de medios de comunicación. Los programas de televisión que continuan, la música que escuchamos, las películas que vemos y los periódicos que leemos son producidos por cinco empresas. Los propietarios de los conglomerados tienen vínculos estrechos con la élite del mundo y en muchos sentidos, son la élite. Al ser propietario de todas las posibles salidas que tienen el potencial para llegar a las masas, estos conglomerados tienen el poder de crear en la mente del pueblo una sola visión del mundo coherente, generando una “normalización del pensamiento humano”.
Incluso los movimientos o estilos que se consideran marginales son de hecho, las extensiones del pensamiento dominante. Los medios de comunicación masivos producen sus propios rebeldes, que sin duda lucen como tal, pero siguen siendo parte del establishment. Artistas, creaciones e ideas que no encajan en la forma convencional de pensar son despiadadamente rechazadas y olvidadas por los conglomerados, que a su vez los hacen prácticamente desaparecer de la sociedad misma. Sin embargo, las ideas que se consideran válidas y deseables para ser aceptadas por la sociedad son hábilmente comercializadas a las masas con el fin de hacer que se conviertan en norma evidente.
En 1928, Edward Bernays vio el inmenso potencial de las películas para uniformar el pensamiento:
“El cine americano es el mayor portador inconsciente de propaganda en el mundo de hoy. Se trata de un gran distribuidor de ideas y opiniones. La película puede estandarizar las ideas y los hábitos de una nación. Porque las imágenes son creadas para satisfacer las demandas del mercado, que reflejan, enfatizan y exageran aún más las amplia tendencias populares, en lugar de estimular nuevas ideas y opiniones. La película se vale sólo de ideas y hechos que están en boga. Como el periódico busca proveer de noticias, esta busca proveer de entretenimiento.” – Edward Bernays, Propaganda
Estos hechos fueron señalados como los peligros para la libertad humana en la década de 1930 por los pensadores de la escuela de Frankfurt, como Theodor Adorno y Herbert Marcuse. Se identificaron tres principales problemas de la industria cultural. La industria puede:
1. Reducir a los seres humanos a el estado de una masa, obstaculizando el desarrollo de individuos emancipados, que son capaces de tomar decisiones racionales.
2. Sustituir la unidad de legítima autonomía y conciencia de sí mismo por la pereza de la seguridad, el conformismo y la pasividad.
3. Validar la idea de que los hombres en realidad tratan de escapar del mundo un absurdo y cruel en el que viven, para la pérdida de sí mismos en un estado hipnótico de auto-satisfacción.
La noción de escapismo es aún más relevante hoy en día con el advenimiento de los videojuegos en línea, películas en 3D y el cine en casa. Las masas, buscando constantemente el estado de entretenimiento de última generación, recurrirán a los productos de alto presupuesto que sólo puede ser producido por las más grandes corporaciones de medios del mundo. Estos productos contienen mensajes cuidadosamente calculados y los símbolos son nada más y nada menos que la propaganda de entretenimiento. El público se ha capacitado a AMAR su propaganda en la medida en que gasta su dinero duramente ganado para ser expuestos a ella. La Propaganda (utilizada tanto en sentido político, cultural y comercial) ya no es la forma de comunicación o la imposición coercitiva de autoridad que se encuentran en las dictaduras: se ha convertido en sinónimo de entretenimiento y placer.
“En lo que respecta a la propaganda de los primeros defensores de la alfabetización universal y la libertad de prensa contempla sólo dos posibilidades: la propaganda puede ser cierta o puede ser falsa. No previeron lo que en realidad estaba pasando, sobre todo en las democracias capitalistas occidentales – el desarrollo de una industria masiva inmensa de comunicaciones, interesados principalmente no en lo verdadero ni falso, pero sí en lo irreal, más o menos totalmente irrelevante.” – Aldous Huxley, Prólogo a Un mundo feliz
Una sola pieza de los medios de comunicación a menudo no tienen un efecto duradero en la psique humana. Los medios de comunicación, sin embargo, por su naturaleza omnipresente, crea un ambiente de vida que evoluciona en el día a día. Se define la norma y excluye a los indeseables. De la misma manera que los caballos de carrera usan anteojeras por lo que sólo puede ver lo que está justo en frente de ellos, las masas sólo pueden ver a dónde se supone que deben ir.
“Es la aparición de los medios de comunicación que hace posible el uso de técnicas de propaganda en una escala social. La orquestación de la prensa, la radio y la televisión crean un ambiente que hace continua, duradera y total la influencia de la propaganda prácticamente desapercibida, precisamente porque crea un ambiente constante. Los medios de comunicación constituye el vínculo esencial entre el individuo y las exigencias de la sociedad tecnológica “. – Jacques Ellul
Una de las razones por la que los medios de comunicación influyen en la sociedad con tanto éxito se debe a la gran cantidad de investigación sobre ciencias cognitivas y la naturaleza humana que se le ha aplicado a la misma.
Fuente: [vigilant citizen] 
  • El 77% de estadounidenses desconfía de medios nacionales 
Pic 
Más del 77 % de los estadounidenses no confía en los principales medios de comunicación, incluidos los reportajes de televisión, que se emiten en su país, ha revelado una reciente encuesta. 
El sondeo, desarrollado por la empresa estadounidense Gallup entre los días 1 y 4 de junio​​ y publicado el 17 del mismo mes, se basó en entrevistas telefónicas hechas a 1529 adultos a nivel nacional. 

Sólo el 23 % de los estadounidenses tiene confianza en las instituciones noticieras del país norteamericano, mientras que este porcentaje fue del 25 % en 2012 y del 28 % en 2011. 

Los lectores de noticias han encontrado mejores maneras de acceder a estas aéreas, ya sea por medio de los sitios de redes sociales y de Internet, cuya expansión ha sido global; lo que hace difícil para el sector de las noticias escritas mantener una buena posición, según la misma compañía. 

Los periódicos y la televisión ocuparon un lugar inferior en la lista de confianza entre 16 instituciones de la sociedad, y se colocaron junto con los bancos, el Congreso y las grandes empresas. 

Los estadounidenses en todos los grupos demográficos, incluyendo conservadores, moderados y liberales, han experimentado, en general, una caída en cuanto a la confianza sobre los principales medios informativos desde los años de 2000, pero se ha visto agravado desde el año 2007, de acuerdo con el estudio. 

La amplia y desigual cobertura de los principales medios de comunicación sobre acontecimientos internacionales, incluidos la agresión israelí contra los palestinos, el escándalo de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), denunciada por Edward Snowden, y el caso de los atentados de maratón de Boston que no ha sido resuelto, han dado origen a que se lanzara este sondeo. 


lmr/nl/nal
   
 
  • TV Arma de Manipulacion Masiva

TV Arma de Manipulacion Masiva

Haga click sobre la Imagen
 
 
  • Copa del mundo ¿Diversión o Maniobra diversiva de Masas?
Debo aclarar, antes que nada, que desde hace más de 75 años, o sea, casi desde que el amateurismo fue sustituido por el incipiente fútbol profesional, soy hincha de ese deporte.
 
Pero pienso que no darse cuenta de la utilización ideológica y política del campeonato mundial de fútbol por el capitalismo, es dar prueba de enorme superficialidad y gran ingenuidad.
 
Porque el fútbol hace décadas que dejó de ser un deporte para transformarse en un negocio que mueve centenares de miles de millones de dólares y, en particular, desde la utilización que le dio el nazismo en los años treinta, en herramienta de propaganda política para obtener aunque sea una momentánea unión nacional detrás de los gobiernos.

No es necesario recordar la promoción del deporte de Estado por Mussolini, Hitler o Stalin, o lo que fue para la dictadura el Mundial de Fútbol que Argentina ganó en Buenos Aires, mientras fuera de los estadios desaparecían decenas de miles de los mejores jóvenes y otros luchadores, entre ellos cientos de deportistas y atletas profesionales.
 
Ese fútbol donde unos cuantos muy bien pagados juegan ante millones de personas que jamás podrán practicar un deporte porque no tienen campos, salarios ni alimentación suficientes, ni tiempo libre al terminar sus trabajos extenuantes y mal pagados, y por eso simplemente clic para ver miran la caja idiota que, de paso, se populariza y redime cada tanto de sus crímenes contra la conciencia política y la cultura populares, aunque aparezca como una diversión es, en realidad, una maniobra diversionista.

Como en la época de los emperadores romanos, si no hay mucho pan se da circo para que la gente no piense o, mejor dicho, que piense en cosas sin importancia, creyendo participar y ser sujeto en un espectáculo promovido por clic para ver los dueños del poder para controlar incluso los sentimientos y dar una falsa sensación de alegría a las víctimas del capital, desviando su atención de las crisis, las matanzas, el desastre ecológico, la desocupación, las hambrunas, la explotación y la opresión.

Como las drogas, este tipo de fútbol crea una burbuja, un mundo ficticio.
 
Es más, hoy, en la mayoría de los países el fútbol profesional, es el verdadero opio del pueblo, mucho más que la religión, pues ésta no llena la vida de los hinchas desde el lunes hasta el miércoles y desde el viernes hasta el fin de semana con la misma intensidad ni de la misma manera absoluta.
 
También como las drogas, la prostitución o las industrias del juego y de los entretenimientos (o sea, de los instrumentos cotidianos de dominación del capital y de encarrilamiento del tiempo libre de las clases dominadas), ese tipo de deporte pasivo y tramposo es un excelente negocio.

La FIFA (Federación Internacional del Fútbol Asociado) posee más de mil millones de dólares y el año pasado ganó 300 millones simplemente cobrando comisiones a las federaciones integrantes.
 
Y la compra-venta de jugadores - quienes encuentran en un mundial una vidriera para su exposición - mueven cientos de millones de dólares que quedan en manos de los dirigentes de los clubes, de los intermediarios y representantes, y de otros tantos coyotes, y sólo en muy pequeña medida llegan a los modernos gladiadores de este circo.

Por supuesto, aunque en todas partes del mundo se presenta la utilización capitalista de un deporte popular (Silvio Berlusconi es propietario del Milán y en ese carácter obtiene votos de imbéciles, y Mauricio Macri, el gobernador de la ciudad de Buenos Aires, fue elegido porque fue presidente del Boca Juniors, con el voto de miles de hinchas despistados), la magnitud de esa utilización varía de acuerdo con la orientación política de los diversos gobiernos.

En efecto, en todas partes se cuecen habas, pero, como decía Juan Gelman, en algunas se cuecen sólo habas… Los gobiernos mal llamados populistas en particular, intentan hacer del deporte (pasivo, televisivo) una herramienta ideológica para construir una efímera unión nacional y una fuente de gloria moderna y barata, de cartón pintado.

En Argentina, por ejemplo, el gobierno le quitó al monopolio Clarín el fútbol por abonamiento televisivo (un negocio de 4 mil millones de dólares) y lo transmite gratis, para todos, y con motivo de este mundial regaló más de un millón de decodificadores digitales para que todos lo pudieran ver.
 
Sin duda, esas medidas constituyen una democratización de los espectáculos.
 
Sin embargo, hay un pero: el canal oficial - el 7 - se saturó de fútbol, eliminó los programas informativos y de opinión, así como los debates de todo tipo, y así dio un importante impulso a la estupidización de la opinión pública y a la utilización demagógica de los recursos públicos, que podrían haber sido destinados a usos culturales, reforzando la campaña diversionista del capital mundial.

De modo que, en la mayor crisis económica y social del capitalismo mundial y en una crisis ecológica que podría ser fatal para el destino de la civilización y del planeta, viviremos preocupados durante un mes por unas pelotas y, perdónenme la expresión, por unos pelotudos charlatanes y explotadores de la ingenuidad.
 
También en esto, una civilización en profunda descomposición imita los métodos de la decadencia del siglo III de nuestra era, durante el Bajo Imperio Romano.
Clic abajo  para ver
 Copa del Mundo - ¿Diversión o Maniobra Diversiva de Masas? (Biblioteca Pleyades)

  •  “España” ha ganado la Copa de Europa, pero ¿Ha ganado o ha perdido?
                                ¿Y El Rey asesino mataelefante tambien estaba ahi? 

Mientras su crisis financiera por las nubes, no cabe duda que al pueblo pan y circo. 

Y Discovery Channel da un golpe mortal a la monarquía española: “el Rey mató a su hermano”
Este canal expone las extrañísimas condiciones de la muerte del infante Alfonso de Borbón a manos del actual rey, Juan Carlos, haciéndose eco de la investigaciones del coronel Amadeo Martínez Inglés.
 Clic para ver Escándalos reales. Juan Carlos Borbón

He de felicitar a aquellos que han leído o experimentado tal afirmación sin esbozar una sonrisa de orgullo o triunfo en su rostro, sino más bien un sentimiento de frustración, ajenos ante tal hecho y a la supuesta alegría que produciría este hecho al “rebaño”.

«Panem et circenses» («Pan y circo», literalmente, «pan y juegos del circo») es una locución latina peyorativa de uso actual que describe la práctica de un gobierno que, para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos, provee a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas.

Hagamos retrospección. España ganó el mundial cuando tuvo lugar la reforma laboral. O lo que es lo mismo, se nos echa “pan y circo”, mientras fuera de la “carpa” la realidad se torna oscura,  de este modo, permanecemos ajenos a ella. ¿Al salir de la” carpa” la vemos tal cual lo es?, no del todo, puesto que “satisfechos” con lo que hemos visto en el circo, se nos calibra la “balanza” de la vana felicidad, quitándole importancia así a lo que se ve fuera de la “carpa”.

Es, sin duda, un medio de control de los mass media.quizás el más grande y mejor visto Pero esto no es ninguna novedad, ni siquiera un secreto. Nos controlan y nos esclavizan, nos separan en grupos, a cada uno nos entregan una bandera y nos hacen ondearla gritando nuestro himno para así destrozar u odiar al grupo rival. ¿Lo ven? Están haciendo que mediante la competitividad y el nacionalismo nos odiemos y destruyamos entre nosotros, cuando realmente los que están detrás permanecen sobre todos nosotros, como el romano observando la pelea del león contra el gladiador.


Están haciendo lo mismo que en aquellos torneos. Nos están alimentando de entretenimiento vulgar, de farándulas, y, hemos llegado hasta tal punto, que nos resulta imprescindible e incluso llegamos a sentirnos extasiados u orgullosos de tales “hazañas”, antes que de cosas imprescindibles que nos dan de comer o de las cuales depende nuestra calidad de vida o mejor, supervivencia. Puesto que el jornal de un futbolista nunca será para nosotros. Realmente ha ganado el partido de un deporte cuyo nombre prefiero prescindir escribir que supuestamente representa al país.
  Luego, ¿ha ganado realmente España (como país)?
Quizás hayamos perdido, lo sabremos los próximos meses, semanas, incluso días. Personalmente creo que este “hito” mediocre se va a aprovechar en contra del pueblo, mientras muchos permanecen adormecidos. Abróchense los cinturones y prepárense para lo que está por venir. Es casi seguro, que ya lo hayan hecho. ¿Son conscientes de la ira, nerviosismo, angustia, rabia y emociones que se pudo generar a la par que tuvo lugar tal “acontecimiento”? Como hemos hablado en anteriores artículos y audios, es muy probable que “alguien” se esté aprovechando de tales sentimientos y nos trate como a ganado.
¿Son estas las aspiraciones de la futura juventud? Actividades que nos privan de la verdad y explotan la parte más reptil del ser humano, haciéndonos despiadados, competitivos, territoriales y posesivos?
Mientras tanto, sigo esperando que algún día gane el ciudadano del mundo, en sí, cada uno de los habitantes de este planeta. El triunfo del cosmopolita. Quizás demasiado tarde, pero se dará cuenta de que cosas como las banderas, el pan y el circo mediático, y diversos axiomas no hicieron más que cubrirnos con un fino velo de separatismo e ignorancia. Quizás en ese momento todos seamos más humanos y tengamos aspiraciones y cuestiones más trascendentales.
Image
Bandera del cosmopolita o ciudadano del mundo.




"Populum Romanum duadus praecipue rebus, annona et spectaculis, teneri". El pueblo romano está preocupado principalmente por dos cosas: su alimentación y los espectáculos. Estas palabras de Pronto reflejaban una realidad innegable, los césares se encargaban tanto de alimentar a su pueblo como de distraerlo. La annona mensual y las diversiones que organizaban en distintos recintos como el foro, el teatro, el anfiteatro o el circo, llenaban el tiempo de ocio de los ciudadanos de Roma. Los mantenía permanentemente distraídos y atentos a espectáculos que se renovaban sin cesar, alejándolos de los problemas de Estado. Incluso en los momentos más apretados de crisis económica del Imperio, se las ingeniaron para proporcionar a los ciudadanos de Roma más diversiones y fiestas de las que pueblo alguno haya tenido jamás en toda la Historia.

Imagina que a primero de mes vas a supermercado y llenas el carro con todo lo que necesitas para alimentarte sin pasar por caja. Imagina que puedes ir al fútbol, al cine, al baloncesto, al teatro, a un balneario, a conciertos... y todo sin costarte un euro. Imagina que además, el señor con más dinero de tu localidad, cada día vas a su casa y te da diez euros para tus gastos. Imagina que trabajas un día y descansas dos y que con el salario te da para alquilar un buen piso. Imagina que no trabajas, pero con lo que te da el señor con dinero, más una pequeña subvención, tienes para un apartamento, pequeño, pero no te falta un techo sobre tu cabeza. Imagina que todo esto te lo proporciona el Estado y las normas establecidas. Seguramente no echarías cuenta alguna de la corrupción o los trapicheos de los que gobiernan, al fin y al cabo a ti no te falta de nada, te mantiene el Estado y además te distrae de forma gratuita llenando tu tiempo de ocio.

Este es el sistema que utilizaban los césares para que el pueblo no se inmiscuyera en las cosas de gobierno y la marcha del Imperio. Gente lista. 

Hoy el sistema es muy diferente, todo te cuesta dinero y además hacen lo posible por quitarte hasta el bocadillo del recreo y los céntimos que lleves en el bolsillo. Actualmente, se controla al pueblo y se coartan sus libertades individuales por medio del llamado Estado de Miedo. Tras la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos se montó la Guerra Fría, cuando ésta acabó tuvo que inventarse otro enemigo para mantener controlado a su asustadizo pueblo y así, auspiciado por su propio Gobierno, se inventaron el terrorismo internacional para continuar manteniendo el Estado de Miedo y atar en corto al pueblo. Las cosas han cambiado mucho.

                                                 
Pero centrémonos en cómo se lo montaban los césares. Roma tenía una cantidad de días de fiesta realmente apabullante. Casi todos con un motivo religioso, y claro, tenían tantos dioses, tantas victorias y días importantes que celebrar, que aproximadamente el cómputo total de días de fiesta al año estaba alrededor de los ciento ochenta y cinco, podría enumerarlos, pero sería aburrido. Y estos sólo eran los oficiales, porque la inventiva de los césares en crear nuevas festividades era tremenda y si además estaban en un momento próspero, se improvisaban muchos más días festivos sobre la marcha. Total, que como señalé antes, podemos decir que por cada día laborable, había como mínimo dos de fiesta.

Esto nos puede desconcertar al estar inmersos en el sistema capitalista, por la mentalidad actual y cómo cambiaron las cosas tras la caída del Imperio Romano, pero tiene su lógica. La evolución política y social del Imperio llevó a los césares a servirse de las fiestas y las subvenciones del Estado para dominar a la ingente masa de personas que vivían en la capital del Imperio, teniéndola distraída y bien alimentada, así nadie se quejaba, porque además, cada vez que había un cambio de césar por una conspiración, el nuevo emperador, para acallar cualquier posible revuelta, solía ampliar las subvenciones y los días festivos, de la misma forma que traía muchos más espectáculos gratuitos para la plebe. Así que la política no tenía mucho interés para el ciudadano de a pie. Allá que se las arreglen ellos con sus conspiraciones y demás politiqueo, pero a mí que me lo den todo y me dejen tranquilo.

Otro detalle importante es la habitual aparición del propio césar en el palco donde hubiera juegos, ya fuese en el circo, el anfiteatro o el teatro. Ahí estaba a la vista de todos el grandioso y augusto emperador en carne y hueso. Esto hacía que hubiera un interesante contacto entre el dueño del mundo y el pueblo llano, que alababa a quien le procuraba alimentos y diversión. Además, hacía que el césar no entrara en un peligroso aislamiento y que el pueblo desconociera el aspecto físico de su bienhechor.
                                       

Nada más hacer su aparición el emperador en el palco, todo el estadio se levantaba a aclamarlo con pañuelos al viento. Pero la dicha del pueblo no era sólo ver en persona al emperador, sino sentirse más próximo a él al verlo atento en las representaciones o mostrando sus deseos, temores y alegrías en las carreras o con lo que ocurría en la arena del anfiteatro. Esto servía también para ver con familiaridad la figura del césar, compartiendo las mismas emociones que le procuraba los espectáculos.


Su presencia también traía consigo algo muy curioso e interesante. El pueblo, al unísono, podía hacer peticiones, por ejemplo, la destitución de un pretor o jurista que abusaba de su puesto e incluso su ajusticiamiento, como ocurrió durante el gobierno de Galba, cuando el pueblo le pidió que destituyera al intrigante Tigelino, jefe de la guardia pretoriana y consejero de Nerón, aunque no fue Galba quien lo quitó de en medio, ya que se convirtió en un fiel aliado, si no su sucesor, Otón, que no lo podía ni ver y ordenó ejecutarlo para alegría del pueblo. No cabe duda de que el emperador también utilizaba hábilmente estas peticiones populares e incluso puede que las auspiciara, para de esta forma declinar la responsabilidad del ajustamiento o retiro de un personaje que él mismo deseaba eliminar.


Si hay que destacar a un emperador que supo manejar a la plebe de manera impecable, ese no es otro de Octavio Augusto. No sólo son las cuatro décadas de paz y prosperidad que trajo su gobierno, si no que utilizó este comportamiento populista a la perfección. Se dejaba ver en los palcos donde se celebraban espectáculos mostrando una concentrada atención, paseaba por el foro y no dudaba en charlar con los ciudadanos o visitar a legionarios retirados que lucharon a su lado en la guerra civil que mantuvo contra Marco Antonio y que dio nacimiento al Imperio.


Podríamos decir que Augusto era un emperador campechano, lo mismo que dicen del actual rey de nuestro país, pero la diferencia es abismal. Actualmente el pueblo tiene que mantener al rey y a su parasitaria familia, mientras que el emperador de Roma mantenía al pueblo. Lo mismo ocurría con los personajes más acaudalados e influyentes del Imperio, que tenían la obligación de patrocinar espectáculos y hacerse cargo de parte de las subvenciones. Como digo, una diferencia insondable con la actual forma de gobierno, donde los acaudalados y gobernantes son mantenidos por el pueblo al que esquilman descaradamente hasta asfixiarlo. Algo impensable hace dos mil años. ¿Estamos los que formamos el pueblo llano mejor que hace dos milenios? Lo dudo.
                                


Todo esto cumplía una misión importante y muy conveniente para los césares. El gobierno de los emperadores era puramente autocrático y sabían que teniendo en la capital del Imperio unos doscientos mil ciudadanos sin trabajar y ociosos todo el día, era un caldo de cultivo propicio para rebeliones populares. La forma ideal de mantenerlos a raya, sin que se preocuparan por las cosas de Gobierno era dándoles panem et circenses, el famoso pan y circo, una forma impecable e inteligente para poder manejar a su antojo un imperio de forma autocrática. En vez de emplear el miedo y la represión, como hacen los gobiernos actuales, los emperadores romanos utilizaban radicalmente lo contrario y todos contentos. Ya lo he dicho más de una vez, estos romanos eran unos tíos listos.
Pero pasemos a comentar la diferencia entre los tres principales recintos donde se celebraban los espectáculos que tanto entretenían al pueblo: el circo, el teatro y el anfiteatro.
Para muchos, al igual que para mí, la diferencia entre estos tres tipos de recintos es bastante clara, pero como comenté en la primera entrega sobre la Vida en la Roma Imperial, en mi última visita a las ruinas romanas de Itálica, una profesora aleccionaba a sus alumnos llamando circo a lo que en realidad era un anfiteatro, demostrando una ignorancia total sobre el tema.
No me extraña, ya que en el cine solemos escuchar eso de la arena del circo donde luchan los gladiadores, cuando el lugar de enfrentamiento de los gladiadores era el anfiteatro, por esto es lógica la confusión. Lo que me parece muy fuerte es que hasta los que enseñan a nuestros hijos se guíen más por el cine que por los libros, demostrando que eso de preparar las clases es algo abstracto para algunos docentes. Pero qué le vamos a hacer.
El circo era de forma alargada porque sus espectáculos más habituales eran las carreras de caballos. El anfiteatro podía ser circular u ovalado y era el lugar donde tenían lugar los espectáculos más sangrientos. El teatro era un semicírculo, con gradas y un escenario para la interpretación de obras teatrales y musicales. Como dije antes, esto parecerá obvio a muchos, pero visto lo visto, prefiero explicarlo para que no haya confusiones. Ahora pasemos a comentar con mayor profundidad, pero de forma breve, ya sabes que no me gusta aburrir, las diversiones que podían encontrar los ciudadanos romanos en estos lugares construidos para su entretenimiento.

                                 

EL CIRCO

Aunque el cine nos ha mostrado que los romanos parecían disfrutar más con la lucha de gladiadores y con los espectáculos sangrientos, la realidad es otra. No había nada que apasionara más a un romano que las carreras de caballos, las más emocionantes y famosas, las competiciones de cuadrigas y estas se llevaban a cabo en el circo. De entre todos los del Imperio, no hubo otro como el Circo Máximo, de una magnitud que asombra y desconcierta por ser capaz de dar aforo a más de 350.000 espectadores, una cifra que convierte en miniatura cualquier estadio deportivo de la actualidad. En los días de mayor afluencia de espectadores, imagina que había más personas de las que viven en muchas capitales de provincia de nuestro país. Debía ser un espectáculo colosal y asombroso.
                                 

Aunque en más de una ocasión he comentado que el cine nos ha mostrado una imagen engañosa y sin ninguna base histórica, tengo que hacer una excepción. La escena de las carreras de cuadrigas de la película Ben-Hur. En la realidad era aún mucho más espectacular de lo que pueda mostrar esta escena del cine en concreto, pero he de decir que es uno de los escenarios más fieles que he visto en la gran pantalla. Tanto la decoración de la zona central del circo, el detalle de los delfines que marcaban el paso por la línea de meta de las cuadrigas señalando cada vuelta, así como las trampas que los adversarios y las que el propio circo podían ponerte por delante.
El detalle de los delfines de bronce, delphines Nepturno vomunt, me llamó la atención cuando de niño vi esa película. Con el tiempo busqué información fiable, esos delfines existieron y que en efecto, servían para marcar las siete vueltas oficiales de las que constaban cada carrera. Unas carreras que aunque lo parezcan, no eran nada cortas dadas las dimensiones del Circo Máximo: 600 metros de largo por 200 de ancho. Ya era grande, ya.

                            

En el circo también eran habituales otro tipo de espectáculos. Podían ser desfiles militares de los cuerpos de élite para celebrar una victoria importante y también solían ser habituales las procesiones de sus principales dioses. Sí, iguales que las actuales de Semana Santa, pero con una enorme diferencia. Los miembros de la secta cristiana de hoy día, muestran a su dios con la imagen de un pobre hombre torturado y muerto sobre una cruz, lo que convierte la celebración en algo funesto y de lo más triste. Sin embargo, los romanos mostraban dioses poderosos y diosas hermosas y sobre todo, celebraban sus procesiones y alababan a sus dioses de manera tremendamente más alegre y festiva.
Por cierto, ya que he hablado de la secta de los cristianos, cuyo modus operandi era copiar las costumbres de otras religiones, como por ejemplo hacer que la fecha del nacimiento de su dios fuera la misma que la del Sol Invictus romano, 25 de Diciembre, también se apropiaron de ornamentos de la Roma Imperial. En la zona central de la pista del Circo Máximo había un obelisco egipcio, pues bien, todos habréis visto imágenes de la Plaza de San Pedro en cuyo centro hay uno, ese mismo obelisco egipcio es ni más ni menos que el que se encontraba en el Circo Máximo. Y es que esa secta no tiene nada de original. Bueno, seamos justos y no le quitemos mérito, tiene algo muy original, como es haber implantado su culto a sangre y fuego y ser la religión que más muertes, torturas y sufrimiento han provocado en toda la Historia de la Humanidad.

Alguno se preguntará cómo del circo romano, que primordialmente se utilizaba para las carreras, hemos llegado a utilizar el mismo nombre para definir los actuales circos. Pues ahora te lo explico. Otra de las exhibiciones que solían darse en el circo romano era mostrar los más variados y exóticos animales traídos de los confines del Imperio, ya fueran elefantes, leones, jirafas, leopardos, rinocerontes, hipopótamos... Y a veces, no sólo los mostraban, sino que diestros domadores los entrenaban para realizar algunas prodigiosas funciones. También era habitual y gustaba mucho al público, asistir a las piruetas de unos jinetes que saltaban asombrosamente de un caballo a otro, que a todo galope se mantenían en pie y daban volteretas sobre su montura o cogían un pañuelo del suelo sin desmontar del caballo. Aquí tenéis la lógica del paso del circo romano al circo actual utilizando el mismo nombre.
                                 

Pero como comenté, la diversión principal eran las carreras de carros, que podían ser tirados por dos caballos, biga, por tres, triga, por cuatro, cuadriga, y a veces por seis, ocho o diez, decemiuges, aunque ésta última modalidad era más de exhibición, dada la complejidad del manejo de tal tiro. Nerón era un gran aficionado a las carreras de cuadrigas, incluso llegó a participar como auriga, aunque fuera de concurso, ya que sus consejeros le comentaban que no estaría bien de cara al público y que además, el resto de participantes le dejarían ganar, y esto último es lo que hacía desistir al emperador de participar oficialmente.

En la época de Augusto solían celebrarse entre doce y quince carreras diarias, con otros entretenimientos que solían ofrecerse entre las mismas. Normalmente en las carreras de cuadrigas participaban cuatro equipos principales, el equipo blanco, el verde, el azul y el rojo, colores que los conductores o aurigas mostraban en su corta túnica. Y sus carruajes competían no sólo en velocidad y destreza, si no también en el engalana miento de los caballos y la belleza y lujo de los carros.
Las carreras tenían unas normas claras, pero muy flexibles, ya comenté que las trampas por parte de los contrincantes eran habituales, pero mucho más las que la propia organización preparaba en la misma pista, lo que hacía que el auriga estuviera no sólo pendiente del manejo de su cuadriga y de sus contrincantes, si no de los pequeños obstáculos que le hubieran podido poner en la arena, lo que lo obligaba a tener una destreza, arrojo y habilidad impresionantes para manejar tan complicado vehículo.
                                     

Todo esto volvían locos a los espectadores, deseosos de ver accidentes y sobre todo, la destreza de los aurigas, cómo se zafaban de los contrincantes, cómo adelantaban en una curva o cómo se las arreglaba para sortear un bache colocado con algo de mala leche. Es por eso, que aurigas que podían provenir de las capas más bajas de la sociedad e incluso ser esclavos, podían conseguir auténticas fortunas por su habilidad al volante... perdón, a las riendas de su cuadriga.

Pero el circo era mucho más. A su alrededor había infinidad de comercios de comida rápida y tabernas. Además, por las gradas no dejaban de verse vendedores ambulantes de pequeñas delicias y bebidas. Otro detalle que varios escritores de la época resaltaban era que no había sitio más ideal para ligar que el circo. Ahí nacieron grandes pasiones y amores eternos, así como fugaces relaciones sexuales. También se apostaba y mucho, con pocas diferencias en como se hace en los actuales hipódromos.
                                 
La emoción de las carreras, la fiebre de las apuestas, los gritos tan enorme multitud, con una afición desmedida defendiendo sus colores favoritos cuales hooligans, el lujo y la belleza que adornaban el recinto, las galas de los personajes importantes, los espectáculos con animales, la inmensidad del estadio, la presencia de muchas chicas jóvenes en busca de emociones y amor... Todo esto y mucho más, hizo que el circo fuera con diferencia el divertimento preferido de los ciudadanos de Roma en la época imperial.

                                    

EL TEATRO
En la capital del Imperio había tres teatros, que juntos llegaron a tener una capacidad para unos 70.000 espectadores, una cifra muy baja al lado del circo, pero comparándola con los actuales teatros, tal cifra es realmente impresionante y asombrosa.

La función del teatro en Roma es clara. En ellos se ofrecían obras teatrales clásicas de autores griegos y cómo no, romanos. Podía ser una actuación teatral, ya fueran dramas o comedias tal y como las conocemos hoy día, conciertos musicales o la mezcla de ambas, lo que podríamos considerar una ópera o un musical. Aunque durante las primeras décadas del Imperio lo que más gustaba eran las actuaciones de los mimus, entre los que hubo auténticos ídolos de masas como Pylades, que en tiempos de Augusto, elevó al máximo el arte de la pantomima, arte que él mismo impuso y que lo convirtió en inmensamente rico.
                                     

En tiempos de la República, había más actuaciones teatrales que circenses. Además, estas funciones teatrales respetaban el modo griego, del que copiaron absolutamente todo, tanto la vestimenta, como las famosas máscaras de los actores, las obras, los zancos, la música... Pero con la llegada del Imperio y el auge de la afición por los espectáculos del circo, el teatro romano fue sufriendo una evolución. No es que los ciudadanos dejaran de ir al teatro, para nada, seguían llenando sus gradas, la evolución se dio en lo que era la misma representación de las obras.

El proceso fue convertir y darle a las obras un realismo prácticamente total. Ese realismo, por ejemplo, consistía en que cuando en una obra había una escena de amor, los actores se desnudaban y hacían realmente el amor sobre el escenario. Esto calentó, nunca mejor dicho, las mentes de algunos autores, que lanzaron obras meramente pornográficas donde tenían cabida todo tipo de perversiones, incluida la zoofilia.

Algunos escritores criticaban duramente este tipo de interpretaciones en el teatro, no porque no les gustara o les resultara desagradable, porque bien que iban a diario, si no que, según ellos, las mujeres se excitaban de tal manera que poco tardaban en meterle mano al que tenían al lado, arrastradas por una libido y una lujuria transmitida por la obra teatral a la que estaban asistiendo y parece que eso a algunos les parecía un escándalo. Seguramente era porque iba con los amigos y no se sentaban al lado de una mujer y claro, no les caía una breva y se cabreaban porque dos filas más arriba se estaban pegando el lote.
                                      

También hubo algunas breves épocas en que ese realismo en el teatro no sólo entró de lleno en el terreno sexual de las obras, sino que, si por ejemplo, en una de ellas en el guión aparecía que alguien era asesinado, tal asesinato era totalmente real. Para ello se servían de condenados a muerte. De la misma manera que las ejecuciones públicas fueron un espectáculo para el pueblo hasta hace más bien poco, en algunos países sigue más que vigente, los romanos llevaron la ejecución pública como espectáculo hasta sus más altas cotas, introduciéndolas en las representaciones teatrales. 

De esta forma, el reo condenado a la pena capital, hacía un último servicio y en vez de ser colgado en la plaza pública como ocurre en muchos países y acontecía en Europa hasta hace poco más de un siglo, el condenado actuaba en una obra teatral donde era "asesinado" por exigencias del guión. Esta costumbre, como comenté, fue pasajera y sólo se dio en determinados momentos del Imperio, porque en verdad, las ejecuciones de pena de muerte, tenían un lugar idóneo y ese lugar no era otro que el anfiteatro.

                                     
EL ANFITEATRO

Mucho se ha hablado de los anfiteatros por ser el lugar donde tenían lugar los juegos más sangrientos, desde la lucha entre animales, hombres contra fieras, ejecuciones de condenados a la pena de muerte de las más variadas formas, representación de legendarias batallas con muertos y heridos reales y cómo no, la lucha de gladiadores. Todo nos parece extremadamente sangriento, como si la sociedad romana se hubiera corrompido hasta límites insospechados. Pero piensa un poco y verás que si aún existieran los juegos de gladiadores tal y como eran, el estadio se llenaría a rebosar.

Podemos mirar a otros países donde se ejecuta y tortura a personas de forma pública, pero también podemos ver las fiestas que aún existen en nuestro país, donde el elemento clave es la sangre y el sufrimiento. Basta con nombrar la bestialidad de la fiesta del Toro de la Vega, una celebración que su pueblo defiende a ultranza e incluso utilizando la violencia contra quien se declara en contra de tan brutal espectáculo o la atracción que tiene ese famoso toro que en sus salidas siempre cornea a alguien. También podemos fijarnos en las escenas que aparecen en la red y en los noticiarios, escenas que repiten hasta la saciedad y donde aparece cómo torturan a una persona, la linchan o la ejecutan, porque saben que eso hace subir la audiencia.

Seamos sinceros, al ser humano, en esa parte oscura y animal, le atrae la sangre y la muerte, siente una fascinante morbosidad ante escenas horripilantes y los medios saben que eso atrae. De hecho, en algunos países europeos como Alemania, existen programas donde se disecciona cadáveres en directo. También existen estadios donde se celebran y se retransmiten por televisión esa lucha dentro de una jaula donde dos personas combaten sin ningún tipo de reglas hasta que uno de ellos cae prácticamente muerto o el propio boxeo, que cuando más aúllan y animan los espectadores es cuando la sangre hace acto de presencia.
                                 
Por eso opino que si actualmente existieran anfiteatros donde gladiadores entrenados lucharan hasta la muerte, sus gradas se llenarían y los contratos televisivos serían astronómicos. Así que no pensemos tan mal de los romanos de hace dos mil años, sin antes mirarnos a nosotros mismos y algunas de las salvajes costumbres que nos rodean, ya sea contra animales o contra personas, como algunas procesiones de Semana Santa donde unos señores se azotan hasta sangrar profusamente, un espectáculo que cada vez atrae a más gente. A lo largo de las distintas entregas de la Vida en la Roma Imperial lo he dicho en más de una ocasión, seguimos siendo los mismos romanos de hace dos mil años.

La lucha de gladiadores ya se daba al principio de la República ya que es una costumbre adoptada de los etruscos, pero alcanzó su mayor esplendor en la época del Imperio cuando existían anfiteatros por todo el Mediterráneo. El más famoso y que aún se conserva es el portentoso e impresionante Coliseo de Roma, construido entre el año 70 y el 80, comenzado por Vespasiano y terminado por Tito. Su nombre auténtico es Anfiteatro Flavio, en honor a la dinastía Flavia. Fue inaugurado con cien días de juegos seguidos, miles de muertos para celebrar tal acto.
                                          
El Coliseo es el mayor anfiteatro del mundo. Fue construido con hormigón, alcanzando una altura de 52 metros y dando cabida a más de 50.000 espectadores. Se suele decir que comenzaron a llamarlo coliseo por la colosal estatua de Nerón que se alzaba a su lado, pero por mucho que digan, no es así. Dada la enormidad del recinto, se gano el nombre de Coliseo por meritos propios, sin que mediara estatua alguna. Era increíblemente lujoso y su coste sería imposible de financiar actualmente, al igual que la rapidez con la que se construyó, utilizando una tecnología que aún hoy día asombra a los ingenieros. Pero el Coliseo, su construcción y todos los detalles sobre el recinto, merecerían un capítulo aparte, así que no me extiendo más en este tema.
                                         
El combate de gladiadores era el espectáculo estrella del anfiteatro y por eso mismo, solían actuar al final. Como teloneros solían sacar a la arena distintos tipos de animales que luchaban entre ellos, si quedaba alguno con vida, salían gladiadores para luchar con los animales. Entre espectáculos solía haber descansos para quitar de en medio los restos y adecentar la arena.

En esos descansos los espectadores solían picar y beber algo comprándolo a los vendedores ambulantes que paseaban por las gradas, o bien saliendo del anfiteatro y acudiendo a una de las muchas tabernas que había a su alrededor. Más tarde se podía asistir a la recreación de alguna batalla, incluyendo las navales o bien a la ejecución pública de condenados a muerte. Huelga decir que había infinidad de formas de dar muerte a los condenados, desde las más rápidas a las más dolorosas y brutales, pero no es algo en lo que me apetezca meterme, ya que personalmente no me atrae para nada el morbo de describir o ver las distintas formas de hacer morir a una persona.

Un detalle, también existían mujeres gladiadores, que normalmente luchaban contra otra de su mismo sexo y eran combates igual de espectaculares, aguerridos y sangrientos que los masculinos. Aunque también se daba el caso de lucha entre gladiadores masculinos y femeninos.
Bien es verdad que hubo emperadores que quisieron eliminar la lucha de gladiadores, como lo intentó Nerón, que prefería el teatro, en el que actuó en bastantes ocasiones al igual que las carreras de cuadrigas. Pero sus consejeros le recomendaban no prohibirlos, porque la plebe podría rebelarse. Los que sí lo prohibieron entre otros, fueron Antonino Pío y Marco Aurelio, pero con el sucesor de éste último, Cómodo, volvieron los juegos a la arena y continuaron hasta el siglo VI, bastante tiempo después de la caída del Imperio Romano.
                               
Podría hablar extensamente de cómo se desarrollaban los combates entre gladiadores, pero prefiero hacer otra cosa. Una imagen vale más que mil palabras y un vídeo más que mil imágenes. Como en el capítulo anterior dedicado a las legiones de Roma, a continuación tenéis tres cortes de vídeos de la serie Conquista del canal Historia, donde os explicarán mucho mejor los diferentes tipos de gladiadores y cómo era la lucha y las reglas, al menos las pocas que había. Espero que os haya resultado interesante esta nueva entrega sobre la Vida en la Roma Imperial, ya comentaréis. Y ahora os dejo con los vídeos de Conquista: Gladiadores.
Clic abajo para ver
  •  2000 años despues esto se repite en pais al sur cruzando el atlantico: 


cómo es el negocio de la transmisión de partidos
  • Los futboleros deben saber de qué se trata
                                                            Clic abajo para ver  


                                  






FORMULA 1 PARA TODOS.




  • Mientras Tanto en el pais







..........UDS SABEN COMO TERMINARON MUCHOS IMPERIOS 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada